Entendemos las piezas Maison Domecq, como un eslabón más en un proyecto mayor, una cadena sustentable donde poder ver crecer aquello generado.

Es así que tomamos el diseño sustentable como organizador de nuestra ideología, porque queremos que nuestros hijos y nietos gocen de lo mismo que hemos podido gozar nosotros y porque además sabemos que solo así cada pieza tiene una historia.

Cada pieza, es la resultante de la elaboración artesanal de manos argentinas, con materiales argentinos nuevos de trazabilidad sustentable certificada, reciclados, re usados o de descarte. Somos eco amigables.

Tomamos la experimentación como eje del diseño. El descubrir una nueva manera, una nueva textura, lleva a una relación donde leer los mensajes latentes en los materiales. Descubrir sus cualidades y jugar con sus limitaciones, son expresiones genuinas que aportan el carácter y estilo a cada una de nuestras piezas.

Creemos que nuestro estilo está formado por un conjunto de contrastes, somos duales, fuertes y femeninas, sensibles y aguerridas, chicas que nos gusta elegir, que nos encariñamos con los objetos, que nos gustan las cosas durables, que nos gusta cambiarle la imagen a todo lo que vemos, que somos clásicas pero modernas… que somos feministas pero que amamos que nos inviten, que somos metal y piel, que somos duras y blandas, somos la dualidad y los contrastes traducidos en formas.